#vipssmartvigo




Hoy no os traigo sólo un post sino también un plan para esta tarde de domingo a aquellos que no sepáis qué hacer -a mí también me ocurre, odio hacer cada domingo lo mismo-.  
En la ciudad de Vigo, y más concretamente en el Centro Comercial Gran Vía estamos de estreno. La cadena de fast food Vips ha escogido esta ciudad para hacerse sitio en la comunidad autónoma pero a través de un nuevo concepto más ágil y rápido, es decir en su SMART VIPS.
Y os preguntaréis... ¿Qué es eso?
Pues todo lo bueno de VIPS pero en versión quickservice: es decir, los platos más históricos de su carta, servidos en el mostrador -y no en la mesa- para una mayor rapidez tanto si se quiere disfrutar en el propio local como en take away.
En mi caso, personalmente conocía la marca -nacida en el año 1969- de oídas. Mis abuelos maternos -Juliette y mi abuelo Alberto-, madrileños de nacimiento, y a los que conocisteis en este post hace ya tiempo (click aquí) solían visitar la capital en las vacaciones de Navidad o en verano y muchas veces llevaban a mi tío y mi madre a la cadena al salir del cine o el teatro. La merienda consistente en las míticas tortitas de VIPS eran ya una anécdota recurrente junto con los roscones de tamaño rueda de camión que traía el tío Pepe.
Por fin, pude conocerla de primera mano el año pasado al salir del Musical de "El rey León" en la Gran Vía madrileña. Y fue así como declaré mi amor al sándwich club de VIPS.
Pensando que la única forma de volver a disfrutar de sus platos era solamente en vacaciones y teniéndome que desplazar fuera de Galicia, os podéis imaginar la felicidad que sentí cuando nos invitaron a la apertura de un local en mi ciudad.
Junto a otros bloggers y youtubers de Vigo pude disfrutar de platos icónicos de la marca: la ensalada césar, su famoso -y mi favorito- sándwich club, las tortitas con nata y diversos siropes, sus batidos de oreo... y otras novedades que han traído junto a esta novedosa manera de satisfacer al cliente.
Algo que realmente me gustó fue su carta gluten free por su sabor y variedad pero sobre todo porque señalizan estos productos para celíacos con platos de otro color de manera que esa persona pueda estar tranquila de que no va a haber ningún tipo de contaminación pero sin necesidad de gritar a los cuatro vientos su enfermedad. Esto, para casos de cumpleaños de los más peques me parece una excelente opción.
Y, en el caso de los mayores, que es muy complicado elegir un lugar donde comer todos a gusto, la amplia carta tanto para personas intolerantes al gluten como para veganos facilita la reunión de amigos sin necesidad de que nadie tenga que conformarse o renunciar a sus gustos personales.
Sin duda va a convertirse en un punto de encuentro para mis amigos y para mí. ¿Os he dicho que tiene wifi y conexiones para dispositivos electrónicos? ;)
En cuanto a mi look dado que era un día laborable y tuve que acudir después de mi jornada laboral a conocerlo opté por un precioso vestido lencero en tono rosa palo con lunares bordados en plata que adapté a la ocasión con una camisa de encaje y lazada al cuello que ya habéis podido ver aquí y aquí .
En mis pies una bota de caña media con lazos en los laterales que rescaté de mi zapatero (no me salen las cuentas de cuantos años tienen ya). Como accesorios, mi precioso bolso estilo Birkin al que le di un toque anudando un pañuelo de lunares de Juliette en el asa y mi boina blanca que combiné con mi abrigo blanco de Zara (creo que a este poco le falta para ser vintage). Cuando me miré al espejo me vino a la cabeza la actriz francesa Catherine Deneuve, mujer elegante donde las haya.
Como maquillaje sombras en tonos marrones, labios rosas y colorete en la misma tonalidad para dar jugosidad a mis mejillas.
Feliz domingo.

























0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total